martes, 15 de diciembre de 2009

Propiedades de los aceites

En esta sección voy a ir poniendo las propiedades de los aceites vegetales, oleatos que utilizamos en nuestros jabones:

Aceite de Aguacate:.
Es muy utilizado para el cuidado de la piel seca, escamosa y en vía de envejecimiento. Muy completo en vitaminas A, B, C, D, E, H, K, PP, actúa contra el envejecimiento.
Constituido de 2 a 10% de insaponificables, el aceite de aguacate tiene un poder regenerante y reestructurante de la epidermis y estimula el cuero cabelludo.

Aceite Almendras Dulces:
Es nutritivo, humectante, suavizante y protector. Se utiliza para el tratamiento de pieles secas y arrugadas. Alivia heridas, quemaduras, inflamaciones, psoriasis, picazón, eczema y otras irritaciones. Contiene proteínas, minerales y vitaminas (A, B1, B2, B5, B6, PP, E).

Aceite de Argán:
El aceite de argán es un excelente regenerador.De hecho, el aceite de Argán es por su contenido en insaponificables perfecto para el cuidado de las uñas y por su contenido en vitamina E, es ideal para combatir el envejecimiento y la sequedad de la piel. Se usa para pieles con acné arrugas y heridad leves.
El aceite de Argan además de tener una elevada cantidad de vitamina E, contiene un 80% de ácidos grasos esenciales: siendo 45% ácido oléico y 35% linoléico

Aceite de coco:
Produce espuma en los jabones y un gran poder de limpieza además de ser antiséptico.

Manteca de Cacao:
Actua como agente hidratante y emoliente y ayuda a reparar la zona dañada y proporciona alivio inmediato.

Oleato de Calendula:
La calendula es antiinflamatoria, antiséptica, cicatrizante, desintoxicante, fungicida y emenagoga.
Alivia heridas, llagas, granos y otras afecciones de la piel. Ayuda a desinfectar y cicatrizar. También se recomienda para baños vaginales ya que ayuda a eliminar los picores .
Es reconocida como una de las mejores plantas para tratar afecciones diversas de piel y mucosas.
Está especialmente indicada en el tratamiento tópico de afecciones como heridas, pieles inflamadas y resecas, picaduras de insectos y medusas, llagas y magulladuras, verrugas, contusiones e incluso es útil para aliviar las molestias que ocasionan las leves quemaduras solares.

Manteca de karité:
Muy rica en ácidos grasos insaturados, la manteca de karité es un regenerador celular natural con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes en arrugas y estrías , así como protector para labios y zonas especialmente sensibles.
La manteca de karité destaca por su intenso y duradero poder hidratante en rostro y cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y alto contenido en vitamina F, componente vital de las membranas celulares. La carencia de esta vitamina se advierte por el enrojecimiento de la piel, su descamación y por la sequedad en uñas y cabello.
Posee un importante efecto antiestrías y antiarrugas . Su uso continuado garantiza los efectos preventivos en el envejecimiento de la piel.
El karité actúa como potente agente protector y regenerador de cabellos secos y estropeados.

Oleato de Manzanilla:
La manzanilla es antiinflamatoria, antiséptica,cicatrizante. Utilizada para las pieles sensibles e irritadas.

Aceite de Oliva:
Gracias a su poder antioxidante, el aceite de oliva ayuda a proteger la piel contra los efectos dañinos de los radicales libres, retrasando el envejecimiento de la piel.
También es usado como humectante para mantener la piel elástica, hidratada y lisa. Como tónico para el cabello.

Aceite de Ricino:
El aceite y hojas del ricino son cicatrizantes y emolientes, útil en caso de quemaduras, heridas, eccemas, erupciones y herpes.Es un aceite humectante.

Aceite de Rosa Mosqueta:
Este aceite contiene altos niveles de ácidos grasos esenciales poliinsaturados, linoleico, Oleico y linolénico. Esta riqueza en ácidos grasos esenciales le confiere un poder de regeneración de los tejidos de la piel y el crecimiento celular.

Aceite de Neem:
Es un aceite que se utiliza tanto en la agricultura para acabar con las plagas, como en los animales para protegerlos de las pulgas y en las personas ayuda en problemas de psoriasis, acne, y cualquier problema de la piel.

Aceite de Palma:
Problemas de la piel como dermatitis, eccema, acné, psoriasis, piel seca, herpes, cortes, heridas, quemaduras.

Aceite de Hueso de Palma:
Las propiedades son similares al aceite de coco, hace mucha espuma en el jabón pero no reseca la piel.

Cera de Abejas:
Tiene propiedaes emolientes, cicatrizantes y antiinflamatorias.


2 comentarios:

lola dijo...

Gracias Esther por la informaciòn tan preciada de las propiedades de los aceites.Un beso.

Esther dijo...

Lola muchas gracias, no me habia dado cuenta que habias puesto un comentario.

Besos,